Archivo del sitio

Felicidad contagiosa en la red

¿Qué puedo hacer yo para ser más feliz y, de este modo, aumentar las probabilidades de que sean más felices mis amigos, hermanos, vecinos…?

Image courtesy of FreeDigitalPhotos.net

Image courtesy of FreeDigitalPhotos.net

La topología es la manera en que se distribuyen los nodos que conforman una red. Esta puede ser tanto un constructo matemático —en teoría de grafos— o algo tan cotidiano como la manera en que se socializa un grupo de amigos. Puede ser una organización lineal, sujeta a alguna jerarquía o no… El contagio es una propiedad que tiene que ver con la manera en que se fluye por los nodos de la topología. El contenido material no está limitado (puede ser información, emociones…). Toda red parece seguir las siguientes reglas: a) afinidad y b) multinfluencia. Nos conectamos con quien tenemos algo en común: un familiar, un compañero de trabajo, conocidos que comparten algún hobbie, simplemente amigos… Dentro de estas conexiones, podemos resaltar un subgrupo más importante que consideramos íntimo. Este va decreciendo con el paso del tiempo y suele darse en mayor proporción entre personas con títulos universitarios (quizás las redes de contactos que se conforman en la universidad establece una red de vínculo especialmente vigorosa) que entre gente que no terminaron el instituto, según el estudio del sociólogo Peter Marsden; La otra caracterísitca, la multiinfluencia tiene que ver con la manera en la que nos contagiamos: puede ser directamente (mis amigos) e indirectamente (los amigos de mis amigos también me influyen). Christakis y Fowler (2010) han determinado la regla de Tres Grados de Influencia según la cual, a partir del cuarto grado, apenas hay contagio. Ponen de ejemplo el estudio sobre la felicidad y los distintos grados de contagio a través de las redes sociales:

 

Los análisis matemáticos de la red sugieren que una persona tiene alrededor de un quince por ciento más de probabilidades de ser feliz si está conectada directamente (con un grado de separación) con una persona feliz. Y la propagación de la felicidad no se detiene aquí. Las personas que se encuentran a dos grados de separación (el amigo de un amigo) de una persona que es feliz tienen un diez por ciento más de probabilidades de ser felices, y las personas que están a tres grados de separación (el amigo de un amigo de mi amigo) tienen alrededor de un seis por ciento más de probabilidades de ser felices. A cuatro grados de separación, no hay incidencia.

Aunque la topología de la Red no tiene que ver con distancias físicas, sí que estas influyen en el contagio: un amigo o hermano que esté feliz a menos de una milla aumenta las probabilidades de que yo lo sea. Incluso es extrapolable en menor intensidad para vecinos con los que únicamente tenemos una interacción más superficial. Christakis y Fowler sugieren que “los cambios en la felicidad individual pueden atravesar las conexiones sociales crear grupos a gran escala”[1]. Desde otro punto de vista, las consecuencias son sumamente esperanzadoras ya que podríamos preguntarnos ¿qué puedo hacer yo para ser más feliz y, de este modo, aumentar las probabilidades de que sean más felices mis amigos, hermanos, vecinos? El análisis[2] constata empíricamente que existe la influencia recíproca aunque sea en porcentajes bajos. El contagio de la felicidad no solo tiene un componente espacial (la distancia entre las personas) sino temporal: al cabo de un año apenas nos afecta que un amigo sea más feliz. En cambio, en los primeros seis meses puede influirnos positivamente en un 45 por ciento, cifra que, según Christakis y Fowler, cae en diez puntos en el siguiente semestre.

Dos características clave en una red social son: a) la centralidad: qué posición se ocupa (normalmente, los nodos con más vínculos suelen situarse en el centro de la red) y b) la calidad del nodo. Por ejemplo, en el caso de la felicidad, Christakis y Fowler, han descubierto que las personas con un índice alto de centralidad (muy bien conectadas) tienen más probabilidades de ser felices (por ejemplo, si alguno de sus contactos lo en los primeros doce meses, como veíamos antes). En cambio, no es una relación bidireccional ya que han descubierto que las personas felices no tienen por qué estar siempre en el centro. ¿A qué nos referimos con b) la calidad del nodo? A que no sólo es importante la cantidad sino también la calidad. Si te rodeas de mucha gente infeliz, también aumentarán tus probabilidades de ser infeliz.

En definitiva, si quieres ser más feliz: socialízate todo lo que puedas y disfruta de la felicidad de los demás. A su vez, tienes una posibilidad estupenda de mejorar el mundo: sé un poco más feliz y, sin querer, también producirás esos efectos en los que te rodean! Las redes no engañan! 😉

 

[1] Incluso llegan a detallar las probabilidades que seamos más felices en distintas casuísticas: 25 por ciento si un amigo es feliz a menos de una milla; 14 por ciento en el caso de un hermano a la misma distancia; algún pequeño porcentaje —no lo concretan— en caso de un vecino a pocas manzanas.

[2] Desafortunadamente, en el libro “Conectados” no detallan las métricas y el proceso por el que miden cuestiones como “qué es ser feliz” , “cómo se aumentan las probabilidades de ser feliz”, etc.

 

    Bibliografía y webgrafía

 

  • CHRISTAKIS, Nicholas; FOWLER, James (2010). El sorprendente poder de las redes sociales y cómo nos afectan. Ed. Santillana: Madrid.
Anuncios

¡Publicada la edición digital del libro “Cazadores de diosas”!

Queridos amig@s, por fin tras muchísimo cariño, esfuerzo y dedicación, se encuentra disponible la:

Versión digital del libro “Cazadores de diosas”.

Más adelante, estará también la edición en papel para todos aquellos enamorados de este formato (yo entre ellos).

Muchísimas gracias a todos los que estáis respondiendo con tantísima participación y cariño a esta publicación. Bien compensa tanto esfuerzo.

Muchas gracias de nuevo, de verdad!!

Javier

¡Portada más votada!

En primer lugar, ¡Muchas gracias por vuestar participación! La portada ganadora ha sido “Arquera con las letras negras” con un 51,85% de votos y ¡esa será la portada!

He comprado la foto en fotolia y le he dedicado muchas horas tanto para la edición digital como para la versión en papel. Espero que os guste el resultado:

 

Portada edición digital

Portada edicion digital web

 

Portada edición papel

Portada papel web

 

 Resultado de las votaciones

Las votaciones eran públicas y habéis podido ir viendo al evolución. En todo caso, os dejo el resultado final de cómo quedaron:

Resultado encuesta portadas

Descubre algunos secretos del libro “Cazadores de diosas”

¿Qué portada te gusta más para el libro “Cazadores de diosas”?

He descargado unas imágenes de prueba de fotolia y las he retocado un poco. La que salga ganadora, la compraré con todos los derechos de propiedad intelectual imprescindibles para trabajar con la conciencia tranquila :).

¿Cuál te gusta más? La más votada tendrá será la que luchará en las mejores librerías internacionales con los best-seller. ¡Muchas gracias!

Las finalistas son las siguientes y la votación justo debajo:

 portada arquera letras negras  portada arquera letras blancas  portada diana letras blancas
Portada 1: arquera letras negras

Portada 2: arquera letras blancas

Portada 3: estatua letras blancas

 

Frases de felicidad: relájate si no las encuentras

Vivimos en un mundo ultra exigente que nos condiciona a demandarnos en demasía. Hay que buscar un compromiso entre la superación personal y la noluntad. Protágoras aseveraba “El hombre es la medida de todas la cosas”. Asumiendo esto, no existiría un medidor universal de exigencia sana. Apoyémonos en los demás para aprender a ser sensatos y felices.

frases de felicidad

stockimages – freedigitalphotos.net

Frases de (in)felicidad

 

El psicólogo Rafael Santandreu, en su obra Las gafas de la felicidad, nos encomienda a quitarnos de la cabeza tres ideas que nos obstaculizan para ser un poco más feliz. Veámoslas:

  • Debo hacerlo todo bien. Esa idea sólo puede servir para amargarte la existencia. Una cosa es procurar mejorar todo el rato y dar lo mejor de uno mismo de manera sincera. Otra, tener como pensamiento guía unos objetivos de supuesta perfección que exceden tus posibilidades reales. Ojo, si esto es un truquillo que te pones para llegar lo más lejos posible, perfecto. Pero si no es así y te genera una sensación de frustración por no alcanzar sistemáticamente lo que te propones, entonces es algo pernicioso. Mucho mejor es asumir que no puedes hacerlo todo bien.

 

  • La gente me tiene que tratar bien. Todos somos imperfectos y no actuamos de la forma que nos gustaría. No es necesario que necesitemos que nos traten bien, siempre y cuando estemos manejando situaciones normales. Obviamente, excluimos casos de mobbing, tratamientos vejatorios, etc. Podemos ser felices aunque a veces las personas no digan lo que quieres oír (en el fondo o en la forma). No pasa nada. Debes ser humilde y darte cuenta de que tú mismo, aunque no te des cuenta, tampoco tratas a los demás como se merecen.

 

  • El universo tiene que funcionar perfectamente. Miras el reloj y llega en tres minutos… “¡Es increíble que el metro tarde tanto en llegar!”. No pasa nada. Muchas veces, sobre todo en las grandes ciudades vivimos imbuidos en un ambiente de dinamismo demasiado estresante del que es casi imposible escapar. ¡Se puede! Sólo que hay que hacer un ejercicio mental para contrarrestar la corriente impuesta.

 

Frases de felicidad: “relájate, no es tan importante”

 

Muchas veces hacemos una montaña de un grano de arena y nos agobiamos por asuntos que, aunque en nuestro micromundo parecen muy importantes, con una cierta perspectiva no lo son tanto. Se puede ser feliz con muy poco. Lo complicado es encontrar ese punto de equilibrio en el que se le da la importancia justa. Ese momento equidistante entre el defecto y el exceso. Para eso no hay un medidor universal, desafortunadamente. Por suerte, podemos llegar a detectarlo indirectamente. Si tu familia o tu pareja te realizan comentarios del tipo “está bien que seas así de responsable, pero creo que lo estás llevando a tal extremo que te está afectando en lo personal”, considera reflexionar sobre ello. Otras veces incluso eres consciente de tal situación pero no pones remedio hasta que es demasiado tarde. Una virtud, ser responsable, puede tornarse en defecto, si te pasas de frenada. En estos casos, la mejor frase de felicidad es: “relájate, no es tan importante”. Es más, en estos casos, cuando vuelves a ocupar una posición más sensata, te sientes más tranquilo, feliz y, por extensión, así los que más te importan.
Si te interesa, puedes ampliar información relacionada en mi libro “Cazadores de diosas“.

Protegido: Encontrar pareja en una discoteca

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Buscar pareja… ¡y encontrarla!

¿Buscas pareja? La sociedad ha cambiado y, si bien la familia sigue siendo el pilar fundamental de sostenibilidad, el concepto de familia y de pareja han mutado. No digo que sea mejor o peor, sólo expreso que hay que asumir que los parámetros con los que se movieron la generación de nuestros padres, ya no nos valen de igual manera. Por ejemplo, el número de divorcios y de matrimonios se ha ido igualando. Se deduce que el “para toda la vida” ya no es un fenómeno mayoritario. Encontrar un compañero de viaje adecuado es una suerte. Pero no todo depende del destino de los dioses, la suerte, estarás de acuerdo, hay que pelearla y buscarla. En este post veremos algunos conceptos sobre buscar pareja y la relación con el amor.

buscar pareja

Nutdanai Apikhomboonwaroot – freedigitalphotos.net

 

Amor como guía para buscar pareja

El enamoramiento tiene una fase activa entorno a los dieciséis meses. Así lo sostienen distintos psicólogos como Walter Riso. Ese estado es tan maravilloso como peligroso ya que puedes elegir a la pareja equivocada basándote en decisiones tomadas en dicha fase loca. Es importante, pues, distinguir el enamoramiento del amor, si lo que quieres es buscar pareja lo más compatible posible.

Vídeo Walter Riso, ‘Enamorados o esclavizados’

 

Algunos factores claves para buscar pareja

Atracción. Tiene que existir una atracción física, aunque sea mínima. Si no hay nada, es muy difícil resucitarla. En cambio, si se mantiene una pequeña chispa se puede trabajar en que crezca poco a poco.

Amistad. Tiene que haber compatibilidad, aficiones comunes. De esta manera, se puede crecer con la otra persona. Si tu pareja y tú tenéis visiones distintas del mundo, es muy difícil que aquello fructifique ya que habrá pocas intersecciones en vuestras actividades vitales.

Empatía. Sentir el placer y el dolor del otro. Si tu pareja se pone mala, ¿sientes la necesidad inconsciente de cuidarlo o, por el contrario, te supone una carga muy pesada?

Semejanza. Tu pareja debe ser parecida pero no igual, porque sería un aburrimiento. Tampoco ser demasiado diferente, pues entonces vas a tener que gastar mucho tiempo justificando tus acciones (que no entiende tu pareja) o viceversa; vas a demandar muchas explicaciones a tu pareja sobre sus actos que no entiendes.

buscar pareja donde

jscreationzs – freedigitalphotos.net

¿Dónde buscar pareja?

Podemos distinguir dos mundos: el real (el de siempre, en el trabajo, en una discoteca,…) y el virtual (a través de internet…). El mundo virtual está disfrutando de un auge brutal. Están brotando innumerables páginas web y aplicaciones móviles para buscar pareja. Uno de los factores de éxito es la falta de tiempo a la hora de encontrar personas. Hasta hace unos años, la mayoría de las parejas empezaban jóvenes y, si lograban estar unos cuantos años juntos y rozaban la treintena, acababan profesando su amor en forma de matrimonio (religioso o civil). Hoy en día, esto ha cambiado radicalmente. Te propongo un ejercicio. Piensa en parejas que están cortando, tras cinco o diez años de relación, y que ambos estén entre los 27 y 33 años. ¿Cuántos casos te han venido a la cabeza? La inercia matrimonial de hace unos decenios se ha frenado considerablemente. En este punto ocurre que, estos nuevos solteros, han podido desconectarse de sus anteriores amigos (a centrarse en la pareja, hijos…) encontrándose solos en la nueva etapa como single. ¿Qué puedes hacer? Una manera rápida es entrar en estas páginas que comentábamos para buscar pareja. Hablo de algunas de ellas en mi post: Ligar por internet es fácil. En todo caso, una vez entables un contacto electrónico y parezca sugerente, querrás quedar en persona. Por ello, no debemos olvidar que, al final, el mundo real es en el que te moverás si quieres buscar pareja con éxito.

El segundo mundo, el real, sigue estando ahí. Puede que conozcas a tu amor platónico yendo a comprar el pan pero, amigo, es improbable. Si quieres maximizar el éxito en el objetivo de buscar pareja, debes actuar de manera inteligente. ¿Cómo? Acudiendo a contextos donde se facilite conocer a personas. Por ejemplo, clases de pádel, de salsa, salir con los amigos a una discoteca,… En otro post ahondaré en esta parte y algunos consejos para tener más éxito en el arte de la seducción ;-).

 

Si te interesa, puedes ampliar información relacionada en mi libro “Cazadores de diosas“.

Chatear gratis: 27.000 búsquedas mensuales

En los últimos años, las tecnologías han permitido comunicarnos de múltiples formas jamás pensadas antes, condicionando la forma de relacionarnos entres los seres humanos. Una de ellas ha sido los SMS (Short Message Service). A día de hoy está en manifiesto declive a favor de sistemas de mensajería síncrona, es decir, de los chats (gratis en su mayoría). Existen tanto en páginas web como en aplicaciones para móviles (whatsapp, telegram, line, skype,…).

chatear

Kookkai_nak – freedigitalphotos.net

 

¿Por qué tiene tanto éxito chatear gratis?

Si escribes en google “ch” la tercera y cuarta sugerencia de google hace referencia a algo relacionado con chat. No es casual, es uno de los términos más buscados en los buscadores. ¿Por qué chatear?

  • Es barato. Sólo te hace falta una conexión a internet ya sea en tu equipo de sobremesa o en tu terminal móvil.
  • Es rápido. Las aplicaciones que gestionan los chats suelen ser ligeras. Es decir, funcionan rápidamente y eso hace que la experiencia de usuario sea agradable.
  • Tiempo real. Al chatear, mandas un mensaje en tiempo real y, si la otra persona está conectada en ese momento, puede contestarte y mantener una conversación electrónica.
  • Es divertido. La manera en que se escribe es algo más informal y, además, puedes apoyarte en los emoticonos, esas caritas que, cada vez, son más graciosas: :-), ;-), :-p,…
  • Reflexión. Tienes tiempo de pensar la respuesta. Si estás cara a cara con alguien, si te pregunta algo que te descoloca, tienes muy poco margen de maniobra para reaccionar. En cambio, a través de un chat, puedes estar segundos, minutos, e incluso horas o días sin contestar. Se suele comprender que a la otra persona pueden surgirle situaciones sobrevenidas que no le permita contestar en el momento.
  • Ubicuidad. Hoy en día, tan faltos de tiempo pero no de smartphones, es fácil mandar un mensaje esperando el metro, el autobús,… aprovechando esos ratos libres o, simplemente, entreteniéndote.

chatear bad

S. Miles – freedigitalphotos.net

El lado oscuro de chatear, gratis o no

No todo es oro lo que reluce. Detrás de esta práctica se ocultan algunas cuestiones negativas que debemos de tener en cuenta:

  • El lenguaje que usamos al chatear puede contaminar el lenguaje formal. Ciertamente, debido a las limitaciones impuestas por la tecnología (longitud de mensajes cortos, tamaño de las pantallas de los teléfonos,…) es frecuente usar expresiones más cortas: “pq” en vez de “por que”; “x” en vez de “por”; ausencias de “haches” etc. Es muy común que, si abusas de este tipo de expresiones, sin darte cuenta las traslades a otros contextos donde no se permiten (correos en el trabajo, una carta, …).
  • Chatear es más fácil que hablar en persona. Muchas personas acuden a páginas para conocer personas porque son muy introvertidos y les cuesta socializarse. En cambio, el anonimato que confieren los perfiles de estas páginas les aporta la confianza suficiente para poder saludar electrónicamente a otras personas (si quieres profundizar más en estas páginas, puedes consultar este post: Ligar por internet es fácil). Esto en sí mismo no es malo. El problema surge cuando te acostumbras cada vez más a esta práctica y, consecuentemente, vas agudizando progresivamente tu temor a entablar relaciones presenciales. En el límite, podemos encontrar el reciente fenómeno de origen japonés llamado hikikomori, que refiere a las personas que se van aislándo de la sociedad de manera creciente. Hay varios artículos[1] recientes que se han hecho eco de ello. Una de las explicaciones que se suele ofrecer para entender cómo pueden soportar esta desconexión social es que, paradógicamente, no se da. En realidad, siguen conectados al mundo a través de internet (facebook, twitter, correos electrónicos,…).

Chatear Versus correo electrónico-Teléfono

No quiero que entiendas que debes usar tu tiempo laboral para mandar mensajes a tus amigos. Quiero hacer referencia que en muchísimas empresas tienen soluciones de mensajería instantánea. Estos sistemas son tan asequibles que se considera que puedes chatear gratis. Es una manera adicional para comunicarse entre los empleados. Es más informal y fluida que el correo electrónico. El chat permite una auténtica conversación electrónica mientras que el correo aporta un cierto asincronismo, es decir, normalmente tendrás una mayor latencia en la respuesta. Por otra parte, es menos invasiva que una llamada de teléfono. Si contestas por el auricular, no tienes mucho tiempo de reacción. Por el chat, tienes un poco más de margen para dar una buena respuesta. 😉

[1] Aislados de la sociedad;    ‘Hikikomori’ Perdidos en su habitación

Mens sana in corpore sano: caballo ganador

Antes de iniciar cualquier empresa, lo mejor es sentirse equilibrado. En este sentido, es fundamental tener ánimo de conocer a personas y estar cargado de optimismo. El ser humano se contagia emocionalmente y siempre gusta estar con alguien con una sonrisa y cargado positivamente. Si no estás al 100%, no te preocupes. Somos imperfectos y no siempre estamos en las mejores condiciones. Se puede ser feliz aunque nuestra existencia no sea tal y como la deseamos.

mens sana in corpore sano

S. Miles – freedigitalphotos.net

Mens sana in corpore sano: la mente.

 

Esta idea derivada de la psicología cognitiva (que se basa en buena medida en el aprendizaje de una conversación sana para con nosotros) es un arma maravillosa para ponernos a punto mentalmente para cualquier actividad. En palabras del psicólogo Rafael Santandreu[1], uno de los factores más importantes es la aceptación incondicional del otro. ¿Qué quiere decir? En términos generales, hace referencia a aprender que puedo ser feliz aunque los que me rodean no me traten como yo querría. Lógicamente, dentro de unos límites razonables (se excluyen situaciones extremas como la vejación, el mobbing,…). Las personas se equivocan y no siempre dicen lo que uno quiere oír y con el tono que le gustaría. Tener esto presente, aporta un alivio anímico al rebajar la exigencia propia y la de los demás.

 

mens sana in corpore sano cuerpo

Farconville – freedigitalphotos.net

Mens sana in corpore sano: el cuerpo.

 

En otra dimensión más física se encontraría la preparación física. Aquí me gustaría distinguir dos aspectos: uno objetivo y otro subjetivo. Sobre el primero, es un hecho que a las personas les atrae más un cuerpo saludable que uno abandonado (a su suerte). No hace falta tener un cuerpo de deportista de élite. Es más, demasiada definición o volumen suele producir más rechazo que atracción. A fin de cuentas, lo que importa es lo que hay dentro. No obstante, una figura sana y fuerte tendrá unos puntos adicionales. Si eres aficionado a algún deporte, estupendo. Si no, no te preocupes, con una pequeña rutina de ejercicios básicos en un gimnasio o en tu casa (con un banco de abdominales y poco más) podrás, en pocos meses, mejorar tu cuerpo sustancialmente. El otro aspecto que quería destacar era la parte subjetiva. Cuando uno se encuentra saludable y con una condición física aceptable, aumentan su energía aumenta y su confianza. La seguridad personal es un aspecto clave y debe de transmitirse con sinceridad. Es decir, no vale “con ir de sobrado”. Antes al contrario, esto es sumamente perjudicial. Una de los factores que más atraen es la humildad. Por el contrario, la mentira y la prepotencia generan repulsión. Ir descubriendo las bondades de las personas con naturalidad provoca una sana admiración que es una sensación muy agradable y perdurable.

 

mens sana in corpore sano relacion

S. Miles – freedigitalphotos.net

Mens sana in corpore sano: Cómo narices se relaciona la mente y el cuerpo

 

En ontología, la rama de la filosofía que estudia el ser en su forma más radical, se han distinguido clásicamente tres posiciones. La más extendida, de corte platónica y cristiana, es que el hombre está compuesto por dos entidades: alma y cuerpo. La relación entre ellas ha sigo objeto de las más variopintas investigaciones. Por ejemplo, René Descartes, en sus Meditaciones Metafísicas, aseveraba que existía un punto de comunión llamada la glándula pineal a través de la cual se conectaban. Evidentemente, el filósofo francés se encontró ciertas dificultades para demostrarlo. Su profunda creencia religiosa bien pudiera haberlo orientado en buscar este tipo de respuestas. En todo caso, aún sigue abierta la pregunta. Sin embargo, es un hecho que se relacionan. Está demostrado empíricamente incluso que tal interacción es bidireccional. Por ejemplo: cuando uno está triste bajan las defensas; cuando uno hace deporte o siente una caricia, se siente mejor anímicamente. Las otras dos posiciones las abordaré en un post específico. ¿Cuáles creen que podrían ser? 😉

[1] http://www.rafaelsantandreu.es/el-blog-de-rafael/los-apuntes-de-monica-resumen-de-la-conferencia-sobre-la-aceptacion-incondicional/

 

Si te interesa, puedes ampliar información relacionada en mi libro “Cazadores de diosas“.