Archivo de la categoría: Felicidad

PROMOCIÓN ESPECIAL “Publica con Kindle” en OCTUBRE

AMAZON ha seleccionado el libro “CAZADORES DE DIOSAS” para la promocion especial #PublicaconKindle

 

Cazadores de diosas amazon

Aprovecha la ocasión:

Desde Amazon España

Desde Amazon México

Desde Amazon Global

 

Durante el mes de octubre, desde Amazon queremos celebrar el fenómeno de la autopublicación independiente.

Las páginas oficiales de la promoción serán www.amazon.com/PublicaConKindle, www.amazon.es/PublicaConKindle y www.amazon.com.mx/PublicaConKindle (disponibles próximamente).

ELhashtag oficial para que lo mencione durante la promoción en sus medios favoritos: #PublicaConKindle

 

Anuncios

Felicidad contagiosa en la red

¿Qué puedo hacer yo para ser más feliz y, de este modo, aumentar las probabilidades de que sean más felices mis amigos, hermanos, vecinos…?

Image courtesy of FreeDigitalPhotos.net

Image courtesy of FreeDigitalPhotos.net

La topología es la manera en que se distribuyen los nodos que conforman una red. Esta puede ser tanto un constructo matemático —en teoría de grafos— o algo tan cotidiano como la manera en que se socializa un grupo de amigos. Puede ser una organización lineal, sujeta a alguna jerarquía o no… El contagio es una propiedad que tiene que ver con la manera en que se fluye por los nodos de la topología. El contenido material no está limitado (puede ser información, emociones…). Toda red parece seguir las siguientes reglas: a) afinidad y b) multinfluencia. Nos conectamos con quien tenemos algo en común: un familiar, un compañero de trabajo, conocidos que comparten algún hobbie, simplemente amigos… Dentro de estas conexiones, podemos resaltar un subgrupo más importante que consideramos íntimo. Este va decreciendo con el paso del tiempo y suele darse en mayor proporción entre personas con títulos universitarios (quizás las redes de contactos que se conforman en la universidad establece una red de vínculo especialmente vigorosa) que entre gente que no terminaron el instituto, según el estudio del sociólogo Peter Marsden; La otra caracterísitca, la multiinfluencia tiene que ver con la manera en la que nos contagiamos: puede ser directamente (mis amigos) e indirectamente (los amigos de mis amigos también me influyen). Christakis y Fowler (2010) han determinado la regla de Tres Grados de Influencia según la cual, a partir del cuarto grado, apenas hay contagio. Ponen de ejemplo el estudio sobre la felicidad y los distintos grados de contagio a través de las redes sociales:

 

Los análisis matemáticos de la red sugieren que una persona tiene alrededor de un quince por ciento más de probabilidades de ser feliz si está conectada directamente (con un grado de separación) con una persona feliz. Y la propagación de la felicidad no se detiene aquí. Las personas que se encuentran a dos grados de separación (el amigo de un amigo) de una persona que es feliz tienen un diez por ciento más de probabilidades de ser felices, y las personas que están a tres grados de separación (el amigo de un amigo de mi amigo) tienen alrededor de un seis por ciento más de probabilidades de ser felices. A cuatro grados de separación, no hay incidencia.

Aunque la topología de la Red no tiene que ver con distancias físicas, sí que estas influyen en el contagio: un amigo o hermano que esté feliz a menos de una milla aumenta las probabilidades de que yo lo sea. Incluso es extrapolable en menor intensidad para vecinos con los que únicamente tenemos una interacción más superficial. Christakis y Fowler sugieren que “los cambios en la felicidad individual pueden atravesar las conexiones sociales crear grupos a gran escala”[1]. Desde otro punto de vista, las consecuencias son sumamente esperanzadoras ya que podríamos preguntarnos ¿qué puedo hacer yo para ser más feliz y, de este modo, aumentar las probabilidades de que sean más felices mis amigos, hermanos, vecinos? El análisis[2] constata empíricamente que existe la influencia recíproca aunque sea en porcentajes bajos. El contagio de la felicidad no solo tiene un componente espacial (la distancia entre las personas) sino temporal: al cabo de un año apenas nos afecta que un amigo sea más feliz. En cambio, en los primeros seis meses puede influirnos positivamente en un 45 por ciento, cifra que, según Christakis y Fowler, cae en diez puntos en el siguiente semestre.

Dos características clave en una red social son: a) la centralidad: qué posición se ocupa (normalmente, los nodos con más vínculos suelen situarse en el centro de la red) y b) la calidad del nodo. Por ejemplo, en el caso de la felicidad, Christakis y Fowler, han descubierto que las personas con un índice alto de centralidad (muy bien conectadas) tienen más probabilidades de ser felices (por ejemplo, si alguno de sus contactos lo en los primeros doce meses, como veíamos antes). En cambio, no es una relación bidireccional ya que han descubierto que las personas felices no tienen por qué estar siempre en el centro. ¿A qué nos referimos con b) la calidad del nodo? A que no sólo es importante la cantidad sino también la calidad. Si te rodeas de mucha gente infeliz, también aumentarán tus probabilidades de ser infeliz.

En definitiva, si quieres ser más feliz: socialízate todo lo que puedas y disfruta de la felicidad de los demás. A su vez, tienes una posibilidad estupenda de mejorar el mundo: sé un poco más feliz y, sin querer, también producirás esos efectos en los que te rodean! Las redes no engañan! 😉

 

[1] Incluso llegan a detallar las probabilidades que seamos más felices en distintas casuísticas: 25 por ciento si un amigo es feliz a menos de una milla; 14 por ciento en el caso de un hermano a la misma distancia; algún pequeño porcentaje —no lo concretan— en caso de un vecino a pocas manzanas.

[2] Desafortunadamente, en el libro “Conectados” no detallan las métricas y el proceso por el que miden cuestiones como “qué es ser feliz” , “cómo se aumentan las probabilidades de ser feliz”, etc.

 

    Bibliografía y webgrafía

 

  • CHRISTAKIS, Nicholas; FOWLER, James (2010). El sorprendente poder de las redes sociales y cómo nos afectan. Ed. Santillana: Madrid.

Acceso “universal”: desde 22 países nos visitaron sólo ayer al blog de Cazadores de Diosas

El blog de Cazadores de Diosas poco a poco va tomando pulso internacional. Sólo en el día de ayer, recibimos visitas desde 22 países!

La verdad es que tiene sentido ya que, amigos hispanohablantes, somos muchos y muy repartidos! Se estima que en torno a 600 millones de personas en el mundo compartimos esta bella lengua con las particularidades de cada sitio.

Muchas gracias!

22 países acceso blog

Cómo subir al top 100 en Amazon en 24 horas

No sería descabellado decir que Amazon tiene en torno a un millón y medio de ebooks. Blanca Miosi nos detalla en su estupendo artículo “¿Cuántos libros tiene a la venta Amazon?” que “Solo en papel hay más de 24 millones. En formato Kindle: 1.348.907, y en tapa dura: 8.596.995.”

El libro “Cazadores de diosas” gracias al cariño de muchos amigos y familiares consiguió alcanzar en 24 horas el puesto 64º entre los más vendidos de Amazon! Esto me lo dijo un amigo (gracias Jorge!) y lo pude constatar con mis propios ojos. El caso es que cuando quise volver a verlo estaba el 66º y ahí pude hacer una captura de pantalla:

Posicion 66º más vendidos Amazon

Durante unas horas estuve por delante de grandes autores de best-sellers como Matilde Asensi, de Yanis Varoufakis y del mismísimo Ken Follet!! El ranking varía cada hora pero, por ejemplo, podéis ver en este instante (13 de julio a las 22:00 h) autores de renombre que ocupan las últimas posiciones del top 100:

best sellers amazon

La fama es efímera y, como os imagináis, sólo pude estar un par de días en esas posiciones tan visibles: ¡pero lo conseguí!

Cómo subir al top 100 en Amazon en 24 horas

Gracias a una campaña de marketing durante meses y al enorme cariño y apoyo de amigos y familiares.

Campaña de Marketting

  • “Estoy pensando en escribir un libro sobre…”

Este punto es arriesgado ya que si no tienes decidido escribirlo, puedes generar frustración por algo que no se lleva a cabo. Es una buena manera de empezar…

  • “¿Sabes que estoy escribiendo un libro acerca de…”

Aquí ya te has puesto manos a la obra, llevas unas páginas escritas y verso suelto tinta la pantalla del ordenador página tras página. Estás más confiado ya que tienes algo de material. Es buen momento de hablar de parte del libro. Poco a poco podrás ir generando interés en amigos y familiares con confianza.

  • Plataforma de autor: Blog + Facebook + Twitter + …

Una buena manera de poder dar visibilidad a tu trabajo, además de la librería donde publiques el libro (Amazon, Bubok, Casa del Libro, El Corte Inglés…), es tener una plataforma de autor que potencie tu visibilidad. En mi caso, se trata de este blog y de de dos redes sociales: Facebook y Twitter (te invito a que me sigas en ambas, por cierto! :)).

Puedes ir viendo cómo van sumando los amigos, los seguidores, las visitas al blog… Una cosa que me sorprendió es que me visitaran desde más de veinte países! Podéis ver las naciones y estadísticas en este post: ¡Visitas mundiales (desde más de 20 países)!

En el blog puedes aprovechar también para ir configurando una lista de suscriptores. Al principio es muy complicado, pero poco a poco irás engordándola.

Una idea que me pareció interesante para hacer algo más atractivo el blog es hacer partícipe de la gente en el libro. Para ello, propuse varias portadas y las sometí a escrutinio público: la portada más votada sería la que se publicaría. Hubo bastante participación y ¿qué mejor consejero que la propia gente? Lo que le guste a la mayoría de tus amigos, será lo que le guste a la mayoría. Con una “muestra poblacional” suficiente, es un argumento razonable. A mí me lo pareció: Puedes ver el resultado de estas votaciones en el post: ¡Portada más votada!

  • Promoción de la plataforma

Se trata de poner a disposición de tus conocidos, seguidores, familiares… la existencia de todo el esfuerzo anterior. Así podrán ir viendo que se va materializando “aquella vieja idea de escribir un libro”. Procura escribir contenidos que sean atractivos o que puedan enganchar. Evidentemente, al comienzo te debes al cariño de los más cercanos.

  • Promoción del libro digital

Un tiempo después, meses a ser posible, es momento de publicar el libro (aunque lo hayas terminado antes!). Es bueno no ir con prisas y que se vaya macerando a fuego lento todo el proceso. También te servirá para distanciarte y coger perspectiva. Así podrás revisar mejor el contenido final. Se trata, pues, de procurar hacer lo más visible posible la publicación de tu obra, aquella a la que has dedicado tantísimas horas y cariño. Procura fijar un día y hora de venta. Amazon valora mucho la concentración de ventas. A mí me funcionó y conozco más casos que también. Recomiendo la lectura de David Cantone, concretamente su post: Cómo Publicar Un Libro en Amazon (y que sea un bestseller). En él podréis ampliar informacion muy interesante acerca de la promoción del un libro.

No os engañéis, esto sirve para un primer empujón. Luego el libro responderá por sí mismo y se irá viendo, meses mediante, cómo va la aceptación “del gran público”.

Debes pensar que el que esté interesado en la versión digital puede tener cualquier dispositivo: kindle, tableta, móvil… No te puedes imaginar el esfuerzo que dediqué a que el libro fuera “multidispositivo”. Aunque no se puede adaptar a todas las tecnologías, bien merece la pena hacer simulaciones en unas cuantas que estén asentadas (Kindle, android, Ios…). También, para ayudar a la gente, escribí un post sobre Cómo ver un ebook de AMAZON en cualquier dispositivo aunque no sea Kindle.

  • Promoción del libro en papel

Esto es análogo a lo anterior. Ojo, hay mucha gente que aún desea tener un libro en papel en sus manos. Yo entre ellos. Aún no ha terminado el formato papel y quedan muchos años por delante. El trabajo es durísimo ya que la maquetación para el papel no tiene nada que ver que para la edición digital. Pero la recompensa de tener el volumen en tus manos, no tiene precio. Además, habrá gente que, simplemente, no va a comprarte la edición digital.

Apoyo de amigos y familiares

Este apartado es un “muchísimas gracias” por todo el apoyo recibido en todo este tiempo a amigos, familiares cercanos… y no tanto. Os animo a escribir y a compartir vuestro esfuerzo. Me he llevado muy gratas sorpresas viendo cómo ha reaccionado la gente. Incluso, “con la excusa”, he podido retomar contacto con personas que apreciaba mucho y que, por distintas circunstancias, nos hemos ido distanciando. Así que, a todos vosotros: ¡¡Muchísimas gracias!! 

gracias

Cortesía de Stuart Miles en FreeDigitalPhotos.net

¡Publicada la edición digital del libro “Cazadores de diosas”!

Queridos amig@s, por fin tras muchísimo cariño, esfuerzo y dedicación, se encuentra disponible la:

Versión digital del libro “Cazadores de diosas”.

Más adelante, estará también la edición en papel para todos aquellos enamorados de este formato (yo entre ellos).

Muchísimas gracias a todos los que estáis respondiendo con tantísima participación y cariño a esta publicación. Bien compensa tanto esfuerzo.

Muchas gracias de nuevo, de verdad!!

Javier

¡Portada más votada!

En primer lugar, ¡Muchas gracias por vuestar participación! La portada ganadora ha sido “Arquera con las letras negras” con un 51,85% de votos y ¡esa será la portada!

He comprado la foto en fotolia y le he dedicado muchas horas tanto para la edición digital como para la versión en papel. Espero que os guste el resultado:

 

Portada edición digital

Portada edicion digital web

 

Portada edición papel

Portada papel web

 

 Resultado de las votaciones

Las votaciones eran públicas y habéis podido ir viendo al evolución. En todo caso, os dejo el resultado final de cómo quedaron:

Resultado encuesta portadas

Frases de felicidad: relájate si no las encuentras

Vivimos en un mundo ultra exigente que nos condiciona a demandarnos en demasía. Hay que buscar un compromiso entre la superación personal y la noluntad. Protágoras aseveraba “El hombre es la medida de todas la cosas”. Asumiendo esto, no existiría un medidor universal de exigencia sana. Apoyémonos en los demás para aprender a ser sensatos y felices.

frases de felicidad

stockimages – freedigitalphotos.net

Frases de (in)felicidad

 

El psicólogo Rafael Santandreu, en su obra Las gafas de la felicidad, nos encomienda a quitarnos de la cabeza tres ideas que nos obstaculizan para ser un poco más feliz. Veámoslas:

  • Debo hacerlo todo bien. Esa idea sólo puede servir para amargarte la existencia. Una cosa es procurar mejorar todo el rato y dar lo mejor de uno mismo de manera sincera. Otra, tener como pensamiento guía unos objetivos de supuesta perfección que exceden tus posibilidades reales. Ojo, si esto es un truquillo que te pones para llegar lo más lejos posible, perfecto. Pero si no es así y te genera una sensación de frustración por no alcanzar sistemáticamente lo que te propones, entonces es algo pernicioso. Mucho mejor es asumir que no puedes hacerlo todo bien.

 

  • La gente me tiene que tratar bien. Todos somos imperfectos y no actuamos de la forma que nos gustaría. No es necesario que necesitemos que nos traten bien, siempre y cuando estemos manejando situaciones normales. Obviamente, excluimos casos de mobbing, tratamientos vejatorios, etc. Podemos ser felices aunque a veces las personas no digan lo que quieres oír (en el fondo o en la forma). No pasa nada. Debes ser humilde y darte cuenta de que tú mismo, aunque no te des cuenta, tampoco tratas a los demás como se merecen.

 

  • El universo tiene que funcionar perfectamente. Miras el reloj y llega en tres minutos… “¡Es increíble que el metro tarde tanto en llegar!”. No pasa nada. Muchas veces, sobre todo en las grandes ciudades vivimos imbuidos en un ambiente de dinamismo demasiado estresante del que es casi imposible escapar. ¡Se puede! Sólo que hay que hacer un ejercicio mental para contrarrestar la corriente impuesta.

 

Frases de felicidad: “relájate, no es tan importante”

 

Muchas veces hacemos una montaña de un grano de arena y nos agobiamos por asuntos que, aunque en nuestro micromundo parecen muy importantes, con una cierta perspectiva no lo son tanto. Se puede ser feliz con muy poco. Lo complicado es encontrar ese punto de equilibrio en el que se le da la importancia justa. Ese momento equidistante entre el defecto y el exceso. Para eso no hay un medidor universal, desafortunadamente. Por suerte, podemos llegar a detectarlo indirectamente. Si tu familia o tu pareja te realizan comentarios del tipo “está bien que seas así de responsable, pero creo que lo estás llevando a tal extremo que te está afectando en lo personal”, considera reflexionar sobre ello. Otras veces incluso eres consciente de tal situación pero no pones remedio hasta que es demasiado tarde. Una virtud, ser responsable, puede tornarse en defecto, si te pasas de frenada. En estos casos, la mejor frase de felicidad es: “relájate, no es tan importante”. Es más, en estos casos, cuando vuelves a ocupar una posición más sensata, te sientes más tranquilo, feliz y, por extensión, así los que más te importan.
Si te interesa, puedes ampliar información relacionada en mi libro “Cazadores de diosas“.

Mens sana in corpore sano: caballo ganador

Antes de iniciar cualquier empresa, lo mejor es sentirse equilibrado. En este sentido, es fundamental tener ánimo de conocer a personas y estar cargado de optimismo. El ser humano se contagia emocionalmente y siempre gusta estar con alguien con una sonrisa y cargado positivamente. Si no estás al 100%, no te preocupes. Somos imperfectos y no siempre estamos en las mejores condiciones. Se puede ser feliz aunque nuestra existencia no sea tal y como la deseamos.

mens sana in corpore sano

S. Miles – freedigitalphotos.net

Mens sana in corpore sano: la mente.

 

Esta idea derivada de la psicología cognitiva (que se basa en buena medida en el aprendizaje de una conversación sana para con nosotros) es un arma maravillosa para ponernos a punto mentalmente para cualquier actividad. En palabras del psicólogo Rafael Santandreu[1], uno de los factores más importantes es la aceptación incondicional del otro. ¿Qué quiere decir? En términos generales, hace referencia a aprender que puedo ser feliz aunque los que me rodean no me traten como yo querría. Lógicamente, dentro de unos límites razonables (se excluyen situaciones extremas como la vejación, el mobbing,…). Las personas se equivocan y no siempre dicen lo que uno quiere oír y con el tono que le gustaría. Tener esto presente, aporta un alivio anímico al rebajar la exigencia propia y la de los demás.

 

mens sana in corpore sano cuerpo

Farconville – freedigitalphotos.net

Mens sana in corpore sano: el cuerpo.

 

En otra dimensión más física se encontraría la preparación física. Aquí me gustaría distinguir dos aspectos: uno objetivo y otro subjetivo. Sobre el primero, es un hecho que a las personas les atrae más un cuerpo saludable que uno abandonado (a su suerte). No hace falta tener un cuerpo de deportista de élite. Es más, demasiada definición o volumen suele producir más rechazo que atracción. A fin de cuentas, lo que importa es lo que hay dentro. No obstante, una figura sana y fuerte tendrá unos puntos adicionales. Si eres aficionado a algún deporte, estupendo. Si no, no te preocupes, con una pequeña rutina de ejercicios básicos en un gimnasio o en tu casa (con un banco de abdominales y poco más) podrás, en pocos meses, mejorar tu cuerpo sustancialmente. El otro aspecto que quería destacar era la parte subjetiva. Cuando uno se encuentra saludable y con una condición física aceptable, aumentan su energía aumenta y su confianza. La seguridad personal es un aspecto clave y debe de transmitirse con sinceridad. Es decir, no vale “con ir de sobrado”. Antes al contrario, esto es sumamente perjudicial. Una de los factores que más atraen es la humildad. Por el contrario, la mentira y la prepotencia generan repulsión. Ir descubriendo las bondades de las personas con naturalidad provoca una sana admiración que es una sensación muy agradable y perdurable.

 

mens sana in corpore sano relacion

S. Miles – freedigitalphotos.net

Mens sana in corpore sano: Cómo narices se relaciona la mente y el cuerpo

 

En ontología, la rama de la filosofía que estudia el ser en su forma más radical, se han distinguido clásicamente tres posiciones. La más extendida, de corte platónica y cristiana, es que el hombre está compuesto por dos entidades: alma y cuerpo. La relación entre ellas ha sigo objeto de las más variopintas investigaciones. Por ejemplo, René Descartes, en sus Meditaciones Metafísicas, aseveraba que existía un punto de comunión llamada la glándula pineal a través de la cual se conectaban. Evidentemente, el filósofo francés se encontró ciertas dificultades para demostrarlo. Su profunda creencia religiosa bien pudiera haberlo orientado en buscar este tipo de respuestas. En todo caso, aún sigue abierta la pregunta. Sin embargo, es un hecho que se relacionan. Está demostrado empíricamente incluso que tal interacción es bidireccional. Por ejemplo: cuando uno está triste bajan las defensas; cuando uno hace deporte o siente una caricia, se siente mejor anímicamente. Las otras dos posiciones las abordaré en un post específico. ¿Cuáles creen que podrían ser? 😉

[1] http://www.rafaelsantandreu.es/el-blog-de-rafael/los-apuntes-de-monica-resumen-de-la-conferencia-sobre-la-aceptacion-incondicional/

 

Si te interesa, puedes ampliar información relacionada en mi libro “Cazadores de diosas“.

¡Quiero ser feliz ya!

¡Y yo también! En vez de preguntarnos “qué es la felicidad” podríamos focalizar nuestros esfuerzos hacia el “cómo la logramos”. A lo largo de la historia, la felicidad es quizás el término más consensuado por todos los hombres, independientemente de la época o cultura. Los clásicos griegos que, muchos de ellos se rebanaban los sesos en busca de un supuesto bien último, parece que también coincidían en ello (de las pocas cosas, por cierto).

 

quiero ser feliz

S. Miles – freedigitalphotos.net

Lo primero: ¿quiero ser feliz?

 

Todos responderíamos afirmativamente… mas, nuestra actitud vital, ¿es coherente con tal pensamiento? Esta pregunta debe invitarnos a realizar un breve ejercicio de introspección: cómo soy, qué cosas me gustan, dónde estoy, hacia dónde quiero ir… Seguro que estás rodeado de personas que están permanentemente quejosas. Hay veces que la vida te castiga con situaciones duras y que un mínimo de prosperidad es necesario. En esos casos, ¡un alivio a través de desahogos naturales está más que admitido! Lo normal es que eso sea temporal y, sobre eso, no podemos cambiar mucho… pero sí sobre nuestra actitud: la manera que tenemos de interpretar la vida. Lo primero que tenemos que hacer es decirnos a nosotros: ¡quiero ser feliz! Ése simple pensamiento generará una sensación agradable y quizás acompañada de una suave sonrisa…

 

Lo segundo: ¡quiero ser feliz!

 

Con una actitud mucho más positiva es más fácil comenzar. Ya tenemos el primer paso. De momento, vamos a dejar la pregunta “qué es la felicidad” a los filósofos y nosotros nos dedicaremos a procurar alcanzarla. Pero, amigo lector, si te interés ahondar en ello, no te pierdas un breve libro de Bertrand Rusell llamado “la conquista de la felicidad”. Todo un lujo en manos de un premio nobel de literatura, además de matemático y filósofo. Nuestro objetivo será, pues, alcanzar la felicidad a través del cómo. Esto es, procuraremos indirectamente acercarnos cada vez más a ella. Una buena manera de empezar es a través de un lenguaje optimista y de emprender pequeñas acciones muy sencillas pero cargadas de energía positiva. Para ello, no te pierdas el post: Mensajes de ánimo a uno mismo (a través de la acción)

Mensajes de ánimo a uno mismo (a través de la acción)

La psicología cognitiva trata, entre otras cosas, de ayudar a nuestra mente a sentirse mejor a través del lenguaje. Buena parte de nuestros pensamientos son hablados cerebralmente: “qué tonto eres”; “madre mía qué vergüenza”; “sí, lo conseguí”;… La actitud que tengamos ante la vida, condicionará nuestro ánimo y, a la postre, nuestra felicidad.

mensaje de ánimo

S. Miles – freedigitalphotos.net

 

Qué tipo de mensajes de ánimo son los que más funcionan

 

Cuando uno está un poco tristón, es más difícil remontar el vuelo. Hay una capa de pesimismo que nos dificulta acometer nuevos retos. Hay que romper este círculo vicioso por uno virtuoso. Como todo, hay que procurarse al principio pequeños objetivos y una pequeña terapia de choque. Lo mejor es pensar en algo que, a buen seguro, te aporte un mínimo de felicidad. Por ejemplo: piensa en tu hijos, en tu pareja, en cómo te apoyan, si tienes buenos amigos, habla con alguno que te pueda ayudar, si estás orgulloso de alguna gesta, rememórala (por ejemplo, aquél día que ganaste un campeonato, cuando aprobaste aquél examen tan importante,…).

mensaje de ánimo

S. Miles – freedigitalphotos.net

 

Mensajes de ánimo a uno mismo a través de la acción

 

Una cosa es decir y otra hacer. Efectivamente, las experiencias vitales son magníficas herramientas para ser un poco más feliz. Hay algunas actividades especialmente recomendadas para que, de manera inconsciente, surjan mensajes de ánimo (aunque no te des cuenta). ¡Ahí va un listado de las más eficientes que funcionan!

  • Deporte: practica alguna actividad física que te guste o, al menos, que te de poca pereza. Por ejemplo: salir a correr, nadar, jugar al fútbol, pasear,… Por un lado, conseguirás evadirte de algunos problemas que te puedan estar atormentando. Por otro, al terminar tendrás una sensación placentera por el esfuerzo realizado. Esto te ayudará a descansar mejor. Además, si poco a poco vas enganchándote a una actividad regular, notarás que estás de “buen rollo” más tiempo. Te sentirás más saludable y, físicamente, sentirás que estás mejor. Esto generará un estado anímico superior. Te sentirás con más energía y con más seguridad. No hace falta ponerse como Cristiano Ronaldo. Simplemente, adelgazar unos kilitos y tonificar ciertas partes del cuerpo te ayudarán mucho a verte mejor. Siempre desde un punto de vista sano, no hedonista.

 

  • Sexo: No vamos a descubrir nada nuevo al afirmar que el sexo es un factor muy importante en el ánimo. Lógicamente, dependerá mucho de la apetencia natural, de la edad, del momento vital, etc… pero amigo lector, si tienes ocasión, ¡no la desperdicies! quizás te dé pereza en un momento dado, da igual, ¡haz un esfuerzo! J Además del factor puramente biológico, se generarán motivos afectivos con la otra persona que, a buen seguro, aumentarán tu bienestar. Te ayudará a evadirte totalmente de preocupaciones y, cogiendo distancia, a relativizarlos. El sexo vivido intensamente es una de las sensaciones de mayor comunión con otra persona. Con amor, maravilloso. Con cariño, soberbio. Sólo sexo, no tiene nada de malo (siempre hay algo más, aunque no nos demos cuenta).

 

  • Sol: España ha sido considerada como destino “Sol y Playa”. Tenemos muchas más actividades y un patrimonio cultural de primer orden. Es cierto, pero es un auténtico lujo el perímetro playero que la naturaleza ha tenido a bien dotar a este país. El buen tiempo es algo capital a la hora de estar con mejor humor. Los países nórdicos bien nos superan en numerosos factores y son referencia en democracias sociales, como pretende ser la española. No todo puede ser perfecto, cuanto más al norte, más frío, lluvia y menos horas de sol. Pasear por un parque oyendo los pajarillos, dejar que la mirada se pierda entre múltiples tonos verdosos, ver pasar a corredores, ciclistas, niños jugando con sus padres y abuelos,… eso es vida y da energía. A temperaturas muy bajas e inclemencias meteorológicas frecuentes, la gente tiende a salir menos guareciéndose en sus casas. Si te armas de valor y sales a dar una vuelta, verás que está todo “medio muerto”. Mala cosa. Por tanto, siempre que puedas, ¡aprovecha el buen tiempo y llénate de energía!

 

  • Humor: El sentido del humor es fantástico. La auténtica carcajada nace del estómago aunque el reflejo más obvio sea dental. La ironía es una manera inteligente de abordar distintas tareas y relativizar los problemas. Júntate con personas que sean divertidas y te hagan reír. Potencia tu sentido del humor. En youtube tienes multitud de vídeos desternillantes. Hay muchos tipos de humor. Da igual, cuantos más registros tengas, mejor. No se trata de reírse como un pánfilo, sino de carcajada sincera. A la hora de entablar relaciones personales, es maravilloso. A uno siempre le gusta estar con alguien gracioso, te aseguras un buen rato. Júntate con amigos con los que te lo pases genial. Para ligar, por descontado. Si haces reír a una chica (o a un chico…) tienes media conquista. Nos contagiamos emocionalmente. Si alguien sonríe, sin querer tú lo harás inconscientemente. En el trabajo, una broma a tiempo ayuda a integrarte en el equipo. Un ambiente distendido potencia el buen trabajo, la gente está más relajada. Hay más confianza y desaparecen muchos malos rollos tontos. Algunos vídeos que a mí me han hecho mucha gracia (si tenéis vídeos graciosos, ¡compartidlos abajo por favor!):


  • Socialízate: El hombre es un “animal social” como decía Aristóteles en el libro I de La Política. Es cierto, tenemos una parte más primitiva que responde a estímulos e intuiciones. Además, el hombre se compone de una estructura superior formada por una capa social. No somos ermitaños que vivimos aisladamente. Por desgracia, no hay reglas universales que orienten el mundo. Cuando eres niño, en tu aprendizaje del entorno, absorbes la mayoría de las normas que se han consensuado tanto social como jurídicamente. A medida que te haces adulto, se producen simultáneamente dos fenómenos. Uno positivo y otro negativo. El primero es la sensación de que, cada vez, tienes más autonomía y sabes mejor lo que quieres. El segundo, que ese mundo cerrado que tú creías conocer, no lo es tanto. Hay más dudas, los interrogantes que aparecen son de mayor calado. Papá y mamá ya no saben qué aconsejarte porque ellos mismos se han hecho preguntas parecidas y, si fueron sinceros, tampoco encontraron respuestas claras. Por ello, necesitamos acudir a los demás para ver qué opinan ellos. Necesitamos de los demás para desarrollarnos nosotros. Hay una rama de la filosofía que se llama personalismo comunitario que ahonda en estos aspectos: yo soy nosotros. En fin, si te sientes un poco alicaído, no te quedes en casa. Sal, queda con amigos, con familia… Toma algo, comparte vivencias, disfruta de buenas compañías. Sin darte cuenta, te empaparás de su energía y te sentirás mejor. Socialízate y serás más feliz.

 

  • Música: A todos nos gusta la música. Quizás no seas un megalómano pero seguro que tienes un estilo que te encanta (pop, rap, clásico,…). Ponte tus canciones preferidas a tope de volumen y emociónate. Esta actividad es fenomenal a corto plazo, conseguirás animarte en muy poco tiempo y te ayudará a emprender acciones de mayor calado

 

¿Cuáles son los mensajes de ánimo que más te han funcionado?

 

Cada persona es diferente y trucos hay muchos. Los anteriores son muy accesibles y baratos (no hace falta mucho para ser feliz). A mí me han funcionado, ¿y a ti? ¿Hay alguno que no esté pero lo recomiendes encarecidamente?